Sloyu: aprende a vivir sin prisa
Slow food, educación, cuerpo y mente, ocio y viajes, hábitos y reflexiones ...
sloyu.com

viernes, 23 de enero de 2009

La muerte no existe

La carta del Tarot “La Muerte”, que muchas personas temen cuando te hacen una lectura de Tarot, en realidad no existe.



La primera versión del Tarot que nació hace más de mil años en algun lugar en el sur de Francia o el norte de España, tenía 22 arcanos mayores, y entre ellos no figuraba la carta “La Muerte”. Si había entre los 22 arcanos mayores una carta especial, un arcano SIN nombre, con el número XIII (vea imagen arriba). Todas las cartas de esta primera versión habían sido dibujado a mano con mucho cuidado y amor y cada carta estaba llena de detalles y símbolos con el color que le correspondía según el significado.

Posteriormente empezaron a copiar a mano esta primera versión del Tarot y con el paso del tiempo (y con el paso por cientos de manos de copiadores) se empezaban a perder detalles, se perdieron los colores exactos originales y en algunas cartas tomaron la libertad de incluir nuevos detalles o añadieron palabras. Así es como nació finalmente “La Muerte”. Se agregó la palabra “La Muerte” en el “Arcano XIII” y así crearon la carta del Tarot que más controversia y miedo ha causado.


El miedo a la Muerte

El poeta sufi Kabir dijo que: “El Amor es la Pausa entre la Vida y la Muerte” ... que hermosa manera de verlo. La Vida y la Muerte en realidad son dos estados de la misma cosa. El que tiene miedo a la muerte, también tiene miedo a la vida. Si aceptas la vida en todas sus dimensiones, aceptarás también la Muerte. La Muerte en realidad no existe tal como lo tememos, como un final defenitivo. La Muerte es en realidad un renacimiento (la simbología de la crucificación del Cristo). Es un estado en que nos rendimos, una transformación profunda, una mutación, una limpieza y nuevo avance, "un hacer espacio para que crece algo nuevo", un cambio ... y estos son justamente los significados que se dan a la carta “Arcano XIII” en la tarología.

¿Entramos un poquito más en qué es lo que pasa con nosotros cuando morimos? ¿Desde dónde surge el miedo? Cuando uno muere, hay dos dimensiones que en realidad no se mueren, sino renacen o resurgen ... tu cuerpo y tu alma. Es un proceso de resurrección, de renacimiento y la verdad es que no hay ninguna razón para tener miedo.

Se desintegrará tu cuerpo, tu forma temporal, tu envoltorio ... los materiales del cuerpo inmediatamente son comido por gusanitos y otras criaturas, absorbidos por la tierra y integrados en nuevas formas de vida y así renace casi instantáneamente el cuerpo en miles de nuevas formas de vida.

El alma, la esencia o tu ser real sale de su forma temporal, de tu cuerpo para reunirse nuevamente con la fuente de energia universal. Allí esperará para ser utilizado nuevamente para nuevas aventuras (renacimientos?) ... nadie sabe exactamente que ocurre con tu alma cuando te mueres porque no hemos estado allí personalmente (no hay testimonios), pero los grandes gurus están todos de acuerdo que tu alma, tu esencia seguirá existiendo como tal.

Hasta aquí bien, ¡verdad! Si ni tu cuerpo ni tu alma desaparece, sino ambas cosas renacen a su manera ... ¿De donde sale el miedo a la Muerte, al final entonces? Pues este miedo sale de la tercera dimensión de tu ser ...

de tu Ego!!

El Ego es una energia que desaparecerá para siempre cuando tu cuerpo y tu alma se separan ... no se conservará ni renacerá. Vamos un poquito más allá ... ¡no te asustes! La verdad es que el Ego en realidad nunca ha existido.




El Ego lo hemos inventado nosotros. Es una entidad falsa que hemos creado dentro de nuestros pensamientos identificándonos con las formas, las posesiones, los logros, las personas, los sucesos ... todas cosas inpermanentes. Cuanto más fuerte es la identificación con tu Ego (y con todas las formas con cuales has creado tu ego ...), más miedo tendrás a la Muerte. “Quién crees ser”, tu invento creado y alimentado tanto tiempo en tu mente, acaba cuando tu cuerpo y alma se separan. Finito Ego! Ciao! Se acabó!

El camino del crecimiento espiritual consiste justamente en ir desactivando poco a poco esta energia del Ego ... mientras estás vivo!!! para así perder los miedos a la vida, para dejar de temblar y utilizar tu existencia para algo más útil, para tu propósito?

¡¡Demonios!! ... ¿Cómo se deshace uno del Ego? ... dirías. Uno se deshace del Ego tratando de desarmar tus identificaciones con el material, tratando de desarmar tus identificaciones con las personas, tratando de desarmar tus identificaciones con los pensamientos y determinadas ideas también ... Tu esencia, tu ser real no tiene nada que ver con tu casa, tu coche, tus estudios, tu educación, tus amigos, tu cuerpo físico, tus ideas políticas, tu profesión ... todo esto son cosas impermanentes con poca importancia.

Pero el Ego en su momento se ha construido a través de estas formas y ha dado mucha importancia a estas cosas ... A través de tu identificación con estas cosas el Ego se alimenta y sigue vivo. La vía de la consciencia consiste en traer luz a tu vida y desactivar la identificación con las formas y con el Ego. Mientras el Ego va desapareciendo, va desapareciendo tu miedo a la muerte. Te das cuenta que lo único que muere o desaparece realmente es el Ego.

El camino de la Conciencia consiste justamente en eso ... en hacer desaparecer el Ego, en rendirte y morir en vida (la Muerte del Ego) para después resucitar y renacer y seguir con una existencia sin Ego, una existencia consciente guiado por la luz de tu interior. Te sumarás así a este grupo cada vez más grande de individuos realizados, ayudando así a crear una nueva consciencia humana.

¡¡Viva la Muerte!!

6 comentarios:

SABALE dijo...

como la muerte no existe vivamos la vida sin mentiras
http://www.sabaleplus.blogspot.com/

Anónimo dijo...

Buen artículo!!!

Anónimo dijo...

realmente me gusto tu articulo, muy interesante

ENCANTADORA DE DEMONIOS dijo...

Cuando la carta de la muerte sale, lo unico que dice es que existiran cambios.
La carta de la muerte te dice que debes renovarte, salir de esa espiral que te axfisia, que no te deja ser tú.
En el tarot no hay cartas buenas ni malas, todas ayudan, advierten, otra cosa es que tu seas capaz y estes preparado para escuchar el mensaje y aceptarlo.
Me ha gustado mucho tu blog.
Un saludo.

Yoga dijo...

Aunque no esté escrita la palabra "Muerte" en la carta la imagen, está claro que se refiere a ella.

Esther dijo...

hola nos gusto mucho el blog te dejamos el nuestro para q nos visites y comentes!! ;)

Gracias!

http://estherysonya.blogspot.com/

Mundolatino
Comunidad especializada en contenidos de educación, cultura y la sociedad digital.
www.mundolatino.org